<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7898827\x26blogName\x3dEnlazando\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://hugodonairemiles.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den_US\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://hugodonairemiles.blogspot.com/\x26vt\x3d-8486314598173048567', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Enlazando

"Comparte y Reinarás"

Las nuevas formas de escuchar y difundir la música

Saturday, October 06, 2007

Texto Extraido de Vía Carlos Martínez Rebelión , Foto Vía



casete


De la cinta casete a las comunidades en Internet


El auge de Internet ha supuesto una reconversión muy importante en la industria musical, no sólo por las descargas legales e ilegales en la red, sino por el modo en que la música se difunde entre el público.

Antes del nacimiento de la Red, los amantes de la música tenían su radio favorita, la que influía decisivamente en sus gustos y posteriores compras. Los locutores eran los que guiaban a un colectivo de oyentes que compartían sus tendencias. Este sistema de difusión cultural tenía su lacra en la payola, con la que se define el pago ilegal que las compañías discográficas a los locutores para promocionar a sus artistas mediante la radiodifusión repetida de sus canciones. Término que tiene su origen en EEUU tras el escándalo que suscitó el pago a Alan Freed, un afamado DJ de los años 50. Corrupción a la que en los 60 se unió la llamada "druggola", ya que algunas compañias abonaban los servicios de determinados locutores con cocaina en lugar de dinero, El sistema no puede ser más perverso, y recuerda a una de las famosas frases de Groucho Marx: una empresa (la discográfica) paga a otra empresa (emisora de radio) para que pinche sus canciones, las que a su vez, generarán un canon por emisión, por la que la segunda empresa (radio) paga a la primera (discográfica), a través de una empresa de gestión (SGAE o similares). Nota Completa.


Tags Relacionados: industria musical , "Druggola", , payola , Amarok , red emule , Last Fm , RADIO.BLOG.CLUB , Rebelión

posted by UE en los Medios, 12:19 PM

0 Comments:

Add a comment